Facebook

Buscar documentos:

Jueves, 19 Julio 2012 16:21

Mujeres trabajadoras en Mar del Plata

Introducción: Según estudios realizados por la Organización Internacional del Trabajo difundidos el pasado 8 de marzo, fecha en que se conmemora el día internacional de la mujer, las mujeres representan el 60% de los 550 millones de trabajadores pobres en el mundo que sobreviven con menos de U$S 1 diarios. Aseveran también, que la tasa de desocupación de las mujeres es aproximadamente 4 puntos porcentuales mayor que la de los hombres y perciben ingresos un 20% por debajo de éstos, aún cuando tengan la misma capacidad y formación. Situación que persiste a pesar que durante los últimos años unos 200 millones de mujeres se sumaron al mercado de trabajo, reproduciendo tanto la discriminación como la segregación entre géneros. Cuestión que se pone de manifiesto cuando se analiza la jerarquía de los puestos de trabajo que ocupan. 

En América Latina, el último informe de CEPAL da cuenta que alrededor de la mitad de las mujeres mayores de 15 años no tienen ingresos propios, mientras que cerca del 20% de los hombres se encuentran en esta situación. Como así también que en 2002, el índice de feminidad de la pobreza en las zonas urbanas entre mujeres de 20 a 59 años era superior a 100 en 17 de los 18 países analizados de la región. 

Si bien, concluye el análisis, los datos disponibles muestran que las mujeres latinoamericanas contribuyen de manera significativa a la reducción de la pobreza sufren con mayor severidad sus efectos, lo cual las incentiva a acceder al mercado de trabajo. Durante la  década de los noventa y hasta el 2002 se observó una tendencia creciente tanto en el desempleo masculino como en el femenino; sin embargo, hay una diferencia importante entre estos grupos, ya que el incremento del desempleo masculino entre 1990 y 2002 fue de 3,4 puntos porcentuales, mientras que el femenino alcanzó un incremento de 6 puntos porcentuales.

Esta situación, que habla de desigualdades y postergación, que contribuye al disciplinamiento social y restringe las posibilidades para salir de la pobreza, alcanzó en la Argentina de los últimos años niveles impensados. Tan solo en Mar del Plata, territorio al que se centrará este estudio, las mujeres pobres pasaron de ser el 11% en 1995, al 24% en el 2002.

Resulta incongruente que en un país rico se haya llegado a tal nivel de crisis y al mismo tiempo es notable cómo las mujeres se han abierto paso para cambiar el presente. En este punto se presenta de interés conocer, a través de la historia de dos mujeres pobres, cuáles han sido las estrategias para sobrevivir y garantizar la supervivencia de sus hogares, cómo perciben su propia lucha, qué posibilidades han tenido de elegir, cómo ejercen sus derechos ciudadanos, y con qué grado de libertad sus opciones.

Las vidas de estas mujeres transcurren en Mar del Plata, un espacio privilegiado del litoral costero argentino.

Ficha del documento

  • Autor/es: Lanari, María Estela
  • Editorial: Universidad de Carabobo. Venezuela
  • Año: 2005
  • Fuente: -

Últimas noticias del Observatorio: